Delito grave de primer grado

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal - Delitos contra el orden público.

2019.06.04 14:29 j1mb Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal - Delitos contra el orden público.

CAPÍTULO PRIMERO
Sedición
Artículo 544
Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales.
Artículo 545
  1. Los que hubieren inducido, sostenido o dirigido la sedición o aparecieren en ella como sus principales autores, serán castigados con la pena de prisión de ocho a diez años, y con la de diez a quince años, si fueran personas constituidas en autoridad. En ambos casos se impondrá, además, la inhabilitación absoluta por el mismo tiempo.
  2. Fuera de estos casos, se impondrá la pena de cuatro a ocho años de prisión, y la de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de cuatro a ocho años.
Artículo 546
Lo dispuesto en el artículo 474 es aplicable al caso de sedición cuando ésta no haya llegado a organizarse con jefes conocidos.
Artículo 547
En el caso de que la sedición no haya llegado a entorpecer de un modo grave el ejercicio de la autoridad pública y no haya tampoco ocasionado la perpetración de otro delito al que la Ley señale penas graves, los Jueces o Tribunales rebajarán en uno o dos grados las penas señaladas en este capítulo.
Artículo 548
La provocación, la conspiración y la proposición para la sedición serán castigadas con las penas inferiores en uno o dos grados a las respectivamente previstas, salvo que llegue a tener efecto la sedición, en cuyo caso se castigará con la pena señalada en el primer apartado del artículo 545, y a sus autores se los considerará promotores.
Artículo 549
Lo dispuesto en los artículos 479 a 484 es también aplicable al delito de sedición.
submitted by j1mb to es [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.12.12 21:45 SVPPB fuerzas Armadas en el uruguay - parte iI

Después de la thread de hace unos días donde discutimos sobre las FFAA en el Uruguay, decidí tomarme la molestia de escribir un post informativo con mi visión y opiniones.
Disclaimer: Soy militar. No soy del Ejército. Hago un trabajo que seguramente muchos de ustedes ni siquiera asocien con la palabra "militar", y que es indiscutiblemente productivo. Trabajo muchísimas horas semanales (mucho más de 40). Me gustaría entrar más en detalle, pero sería fácil individualizarme y eso lamentablemente me impediría hablar con libertad.
Sé que muchos de ustedes ya tienen una opinión formada sobre las FFAA, pese a que estoy casi seguro que no conocen casi nada.
También sé que la mayor parte de ustedes son gente joven, y si están en reddit seguramente se consideren libre pensadores. Mi intención con este post no es pelear con nadie, ni tan siquiera cambiar opiniones. Solo quiero informar para que cada cual opine con conocimiento del tema, y no repita los disparates que andan en la vuelta.
I - Sobre el Estado Militar
Lo primero que me interesa aclarar es que el término "Militares" abarca a toda persona que está sometido a un régimen jurídico especial denominado "Estado Militar". Esto implica que, si bien la palabra "militares" suele evocar la imagen de cuarteles y botas, tambien son militares la Fuerza Aérea y la Armada.
El "Estado Militar" conlleva entre otras cosas lo siguiente:
Los militares se dividen en dos grandes grupos: Personal subalterno y oficiales.
El personal subalterno son el 90% de los militares. Son los que tienen grado de soldado a suboficial mayor (o de marinero a suboficial de cargo en la Armada). Entran con la escuela primaria completa, reciben una formación técnica inicial de entre 2 y 4 meses, y luego se van especializando. Son los que están haciendo guardia en las garitas, haciendo el mantenimiento de los vehículos, tripulando los barcos, limpiando, cocinando y haciendo la gran mayoría de las tareas. Posteriormente se van especializando y pueden ir ascendiendo a puestos de supervisión (cabos y sargentos o suboficiales). El personal subalterno cobra actualmente entre 14.500 y 26.600 pesos mensuales en la mano.
El otro 10% son los oficiales. Los oficiales se forman en las Escuelas Militares de cada fuerza, que son centros de formación terciaria de cuatro años. Durante esos cuatro años el alumno vive en régimen de internado, sometido a exigencias académicas, físicas y psicológicas. La función del oficial es de liderazgo y gestión, llegando a ocupar los cargos más altos. La cúpula máxima de las FFAA (Generales y almirantes) son cargos de confianza y por tanto seleccionados en base a criterios políticos. Los oficiales arrancan ganando 27.000, y llegan a ganar 61.000 en la cúspide de su carrera como Coroneles o Capitanes de Navío.
II - Sobre la organización y funciones actuales de las FFAA
Como ya dijimos, las FFAA abarcan Ejército, Armada y Fuerza Áerea. Cada una de las tres fuerzas tiene su propia Ley Orgánica, pero en términos generales son similares.
Ejército - Son un poco más de 10.000 funcionarios (la misma cantidad que la Intendencia de Montevideo.) Se encuentran desplegados en todo el país en diversas unidades (denominadas batallones, regimientos o grupos según su especialización como infantería, ingenieros, comunicaciones, caballería o artillería.). Su función principal tal como está escrita hoy es
"contribuir a dar la Seguridad Nacional exterior e interior, en el marco de la misión de las Fuerzas Armadas, desarrollando su capacidad en función de las exigencias previstas."
Eso significa que realizan adiestramiento y se preparan para diversos escenarios bélicos. Tienen cañones, tanques, vehículos blindados, etc.
En este sentido, me interesa resaltar dos cosas:
1) Uruguay no tiene que "ganarle" una guerra a nadie. En las guerras no hay ganadores, todos pierden. El objetivo es tener una capacidad de defensa lo suficientemente creíble como para que un potencial agresor decida que no le conviene invadirnos ya que los costos van a superar los beneficios.
2) Ya se que a ustedes les parece que un conflicto bélico es una hipótesis muy remota. No se si saben que el propio Tabaré Vázquez reconoció que se manejó la posibilidad de una guerra por las papeleras hace menos de diez años.
De todas maneras, la función puramente de defensa está bastante venida a menos. Casi todo el equipamiento es de los años 70, y el nivel de alistamiento está bastante deteriorado. Hoy por hoy gran parte de los esfuerzos del Ejército se centran en las tareas subsidiarias y en las misiones de paz.
Las tareas subsidiarias del Ejército incluyen:
La gente que tiene más de 30 años se acordará que en el gobierno de Batlle hubo un gran despliegue de militares para cerrar las fronteras y ayudar a controlar el brote de aftosa, por ejemplo.
Incluyo este tema dentro del Ejército ya que es el principal contribuyente (aproximadamente el 70% de los militares en misión). No obstante, es bueno recordar que la fuerza area tambien contribuye (con personal técnico e incluso con aeronaves), y la armada envía fuerzas de infantería de marina y embarcaciones de patrulla fluvial.
Las misiones de paz son un instrumento de la política exterior del país. Son esencialmente una decisión política, y todos los partidos las vienen votando. Uruguay contribuye actualmente con unos 1300 cascos azules (uno de los mayores contribuyentes per cápita). A cambio, obtiene relevancia en la ONU, y además se nos paga por ellas. Se le da un viático al personal que participa (que muchas veces los ayuda a salir de la miseria), y se invierte en equipamiento.
En las misiones el personal uruguayo brinda seguridad a funcionarios de la ONU, patrulla ríos y fronteras para hacer cumplir treguas entre grupos armados, cumple funciones de enlace aéreo y evacuación aeromédica, etc.
A veces no pasa nada, a veces los emboscan y los cagan a tiros. Tanto el Ejército como la Armada han tenido que reaccionar a emboscadas terrestres y fluviales. Ha habido uruguayos muertos y heridos por fuego enemigo, por enfermedad, y hasta por un accidente aéreo en el que se mató toda la tripulación de un avión al darse contra una montaña.
Los militares que van se traen unos 15.000 usd el personal subalterno, o unos 30.000 usd los oficiales, más o menos. En general lo hacen porque es la única opción de progresar y comprarse un auto o casa propia. En mi experiencia, es muy duro para los vínculos familiares, y el militar que va muchas veces termina divorciado, pierde contacto con los hijos, etc.
En resumidas cuentas, se puede decir que el Ejército actúa como una reserva de personal disciplinado y adiestrado rápidamente desplegable para cualquier situación de crisis que surja en cualquier lado del país.
La Armada
La Armada cuenta con unos 3500 hombres. Esto incluye la flota de barcos, unos 300 fusileros navales (infantería de marina), una pequeña aviación (un par de aviones de patrulla y helicópteros ligeros) y aproximadamente 1000 integrantes de la Prefectura Naval que es la policía costera y marítima.
La Armada, al igual que el Ejército, tiene como misión fundamental la defensa, pero esa función está prácticamente que en ruinas. La función real de la Armada es la que en otros países hacen las guardias costeras. Entre otras cosas:
Para cumplir su función, la Armada reclama: tres buques de patrulla (no de guerra), helicópteros de rescate y un sistema de radares para controlar el tráfico marítimo.
Fuerza Aerea
La Fuerza Aerea es la menor de las tres Fuerzas, con unas 2.500 personas (menos que ANCAP). Al igual que las otras dos, tiene una misión principal de Defensa (que está casi dejada de lado ya que las aeronaves de combate son obsoletas y se cuentan con los dedos de una mano).
En total tiene unas 80 aeronaves, que incluyen aviones de transporte, helicópteros, entrenadores y un puñado de aviones de ataque.
Con ello brinda el apoyo aéreo que requiera el Estado con traslados VIP, evacuaciones aeromédicas, traslado de órganos, etc. Acá tienen un ejemplo de un traslado aeromédico de hace dos días
Tanto en el mar como en el aire la situación es la misma: No tenemos ni puta idea de lo que sucede, y aunque la tuvieramos, no tenemos los medios para intervenir.
Como conclusión: contrario a lo que la gente piensa, las FFAA no están al pedo mirándose el ombligo y jugando a fantasías de guerras, sino que tienen un trabajo real del día a día. Hace muuucho tiempo que nadie pone un peso en la parte puramente de Defensa, sino que las misiones subsidiarias han cobrado cada vez más fuerza.
Esto no significa que sean en un 100% las FFAA que el país necesita. De hecho, creo que es necesario una reforma. Más adelante capaz que desarrollo algo sobre mi visión al respecto, y sobre los desafíos que presenta una reforma.
Edit: Disculpen los errores de formato y el tamaño de la wall of text. Gracias por su tiempo.
submitted by SVPPB to uruguay [link] [comments]


2016.06.06 14:43 ShaunaDorothy “Reforma” migratoria e hipocresía liberal - La maquinaria de deportaciones de Obama ¡Plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes! (Junio de 2014)

https://archive.is/1s3To
Espartaco No. 41 Junio de 2014
El siguiente artículo fue traducido de Workers Vanguard No. 1044 (18 de abril), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Cualquier día de estos, el gobierno de Obama se anotará el triunfo de haber realizado dos millones de deportaciones, superando por mucho a sus predecesores en la Casa Blanca. Sin duda, este acontecimiento no se festejará con globos y desfiles, ni con un baile de gala en la Casa Blanca al que asistan J. Lo, Rosario Dawson y Carlos Santana para remozar las credenciales de Obama como “amigo” de los latinos. En lugar de esto veremos la característica hipocresía refinada que enorgullecerá a los maestros de Obama de la escuela de Derecho de Harvard. Este talento quedó de manifiesto en la reunión que el presidente celebró el 13 de marzo con congresistas latinos, en la que habló de su “profunda preocupación por el dolor que demasiadas familias sufren al verse separadas por nuestro averiado sistema de migración”. Esto lo dijo mientras la furia que han producido las deportaciones y el que Obama no haya cumplido su promesa de garantizar ni siquiera la más mínima protección a los indocumentados le valían el título de “deportador en jefe”, concedido por Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza.
Hace tres años, Obama lanzó la misma charlatanería de supuesta empatía al anunciar que alteraría su política enfocándola a deportar a aquéllos que hubieran cometido “crímenes graves”. En realidad, de los 368 mil hombres, mujeres y niños que fueron deportados el año pasado, 152 mil no tenían sentencias condenatorias. De entre el tercio de ellos que calificaban como delincuentes, había gente condenada por crímenes tan “graves” como haber llenado un formato de impuestos falso o el no haber comparecido ante un tribunal, así como, claro está, los atrapados en la racista “guerra contra las drogas”. De acuerdo al programa Operation Streamline que en 2005 adoptó el gobierno republicano de Bush, todo intento que hagan los deportados por reingresar al país para reunirse con sus familias se considera un delito que puede acarrear sentencias de hasta 20 años en una prisión federal. Esos casos de reingreso explican la mitad del crecimiento total de las condenas federales desde 1992.
Una consecuencia de la embestida antiinmigrante de Obama ha sido el aumento del encarcelamiento masivo que él y el Procurador General Eric Holder tantas veces han declarado querer reducir. Subrayando dramáticamente la tragedia de los inmigrantes presos, cientos de reclusos en el Centro de Detención del Noroeste, en las afueras de Tacoma, Washington, junto con detenidos en Texas, han estallado una serie de huelgas de hambre protestando tanto por las deportaciones como por sus condiciones miserables, que incluyen la obligación de trabajar por un dólar al día. El Centro de Detención del Noroeste, operado por la compañía privada Grupo Geo, forma parte de una red nacional de instalaciones carcelarias destinadas a recluir a los futuros deportados.
Como reportó el Guardian de Londres (10 de abril), una orden del Congreso conocida como el “mandato de las camas” exige al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (I.C.E., por sus siglas en inglés) que retenga en custodia a 34 mil detenidos al día. Sin embargo, continúa el artículo, “el endurecimiento de los controles fronterizos y la precaria economía han reducido los cruces ilegales a su punto más bajo en décadas”, obligando al I.C.E. y a la Patrulla Fronteriza a esforzarse para mantener la cuota que se les pide. Si bien el número de gente que intenta cruzar a Estados Unidos desde México sin papeles ciertamente ha disminuido en los últimos años, recientemente ha aumentado el número de inmigrantes de Guatemala, El Salvador y Honduras que intenta cruzar, incluyendo muchos niños.
Como resultado de la cuota mínima de detenidos que se exige, las redadas han barrido con personas como Ramón Mendoza Pascual, un hombre de 37 años originario de México que entró a Estados Unidos sin papeles hace 20 años y que hoy está en huelga de hambre en el estado de Washington. Albañil y padre de tres hijos, todos ellos ciudadanos estadounidenses, Mendoza fue arrestado el año pasado por conducir en estado de ebriedad, aun cuando su coche estaba estacionado. Aunque los cargos contra él fueron retirados, quedó marcado para la deportación debido a una condena previa por algo similar.
El 13 de marzo, la Casa Blanca anunció que el secretario de Seguridad Interna, Jeh C. Johnson, encabezará una revisión de la política de control migratorio del gobierno para ver si ésta puede ser “más humanitaria dentro de los límites de la ley”. Esta promesa tendrá un efecto similar al que tuvo el despliegue de indignación moral del senado con respecto a las técnicas de tortura de la CIA. Bajo el capitalismo, son las necesidades económicas de los gobernantes burgueses lo que fundamentalmente impulsa las leyes migratorias. Como decimos en la “Declaración de principios y algunos elementos de programa” de la Liga Comunista Internacional (Spartacist No. 29, agosto de 1998):
“El capitalismo moderno, es decir, el imperialismo, que alcanza todas las regiones del planeta, en el curso de la lucha de clases y conforme la necesidad económica lo exige, introduce al proletariado por sus estratos más bajos nuevas fuentes de mano de obra más barata, principalmente inmigrantes de otras regiones del mundo, más pobres y menos desarrolladas; trabajadores con pocos derechos que son considerados más desechables en tiempos de contracción económica. Así, el capitalismo, en forma continua crea estratos diferentes entre los obreros; mientras, simultáneamente, amalgama obreros de muchas tierras diferentes”.
Muchos migrantes huyen de su patria para escapar de la pobreza devastadora y la brutal represión que resulta del saqueo imperialista. Afirmamos que quienes hayan logrado llegar a este país deben tener los mismos derechos que aquéllos que ya estaban aquí. Lo que exigimos son plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes, desde el derecho al voto y el derecho a un pasaporte hasta el pleno acceso a la atención médica, educación bilingüe y lo que queda de la roída “red de seguridad” social. ¡Ninguna deportación! ¡Libertad a los detenidos!
Los marxistas no buscamos recomendarle a la burguesía una política migratoria distinta, lo que significaría aceptar los límites de un sistema basado en la explotación y la opresión. Nuestra lucha es por unir a la clase obrera, al frente de todos los oprimidos, en el combate por una revolución proletaria que expropie a la burguesía como clase y comience la reconstrucción socialista de esta sociedad. En este esfuerzo, los trabajadores inmigrantes, que representan un vínculo viviente con las luchas sociales y de clase en sus países de origen, serán recibidos como camaradas.
La estafa de la “reforma”
Daríamos la bienvenida a cualquier medida que aliviara en alguna medida real la opresión antiinmigrante. Pero las diversas propuestas de “reforma” que se discuten en el Congreso no ofrecen alivio alguno, sino sólo una estafa. La pieza central de estos esfuerzos es la Ley del Senado 744 (S. 744), que Obama inspiró y que promete un “camino a la ciudadanía” que parece un paseo por el pavoroso Bosque Embrujado de los cuentos de hadas. Plagado de obstáculos legales y financieros prácticamente insuperables, el proceso de trece años no ofrece a los once millones de inmigrantes indocumentados más que una exigua posibilidad de amnistía al final de su calvario.
Mientras Obama presume de haber puesto “más botas sobre el suelo de nuestra frontera sur que nunca antes en nuestra historia”, la ley destina 40 mil millones de dólares para otros 20 mil agentes fronterizos y más de mil kilómetros adicionales de barda fronteriza, prometiendo más detenciones y juicios contra quienes crucen ilegalmente. Lo que esto logrará será cambiar nuevamente las peligrosas rutas que los mexicanos y centroamericanos desesperadamente pobres toman para cruzar, produciendo más muertes por ahogamiento, deshidratación y agotamiento, así como por los asesinatos de la Patrulla Fronteriza.
Los apologistas de los demócratas de Obama justifican esta adopción de buena parte del programa de control fronterizo de los dementes del racista Tea Party como una pieza de negociación en el juego de la “reforma” legislativa bipartidista. El mes pasado, la dirigente demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presentó una “petición de descargo” para forzar la votación de la S.744, que aprobó el senado en Junio de 2014 pero que la dirigencia republicana en la Cámara ha logrado suprimir. Sin ninguna esperanza de éxito, la maniobra de Pelosi no tenía otro fin que reforzar la falsa imagen de los demócratas como amigos de los inmigrantes, al subrayar la abierta xenofobia racista de sus oponentes republicanos. Esta política del mal menor les funcionó bien a los demócratas en 2012, cuando Obama, que en su primer periodo presidencial había pisoteado a los inmigrantes (y no sólo a ellos), consiguió sin embargo el 71 por ciento de sus votos.
Ahora, tras haber recibido un golpe por el torpe revés de Obamacare, los demócratas sienten la necesidad de apelar cínicamente al creciente voto latino, que en algunos lugares es potencialmente decisivo. Sin embargo, conforme aumenta el enojo por las deportaciones, la prensa informa que muchos latinos favorables al Partido Demócrata planean abstenerse en las elecciones legislativas del próximo noviembre. Por su parte, muchos dirigentes del Partido Republicano han expresado la necesidad de aumentar su fortuna electoral disminuyendo un poco el veneno que escupen sobre los inmigrantes. Al mismo tiempo, los gobiernos estatales republicanos han adoptado nuevas medidas antiinmigrantes así como leyes contra el “fraude electoral” que afectarán desproporcionadamente el derecho al voto de los latinos y de los negros.
Las protestas que tuvieron lugar el 5 de abril en decenas de ciudades de todo el país subrayaron la desilusión de los latinos con las políticas antiinmigrantes de Obama. En las protestas reinó un ambiente de “todo queda en familia” enfocado en presionar al presidente para que cumpla sus promesas. Una demanda central fue el llamado a que Obama use sus atribuciones ejecutivas para detener las deportaciones. Algunos de los organizadores exigían también que el presidente extendiera más ampliamente la amnistía temporal que se le concede a los “Soñadores”, migrantes indocumentados que entraron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años. Para ser candidatos, los Soñadores deben inscribirse en la escuela o servir en el ejército. De hecho, al aumentar la represión contra los inmigrantes, el actual inquilino de la Casa Blanca no hace sino su labor como el jefe del ejecutivo del Estados Unidos capitalista. Notablemente, Obama tomó posesión en las primeras etapas de una profunda recesión, cuando la necesidad de los capitalistas de mano de obra barata estaba a la baja.
Llamando a Obama a postergar algunas deportaciones, un editorial del New York Times (5 de abril) titulado “Él sí puede, en cuestión de inmigración” básicamente le recomendaba llevar a cabo ciertos aspectos del paquete de “reformas” postergado por orden ejecutiva. Lo que muchos Soñadores han obtenido es una probada de la pesadilla americana. Para más del 40 por ciento de ellos, el permiso de trabajo no conduce a nuevos empleos, y sólo el 45 por ciento reportó algún aumento de sueldo. Muchos de estos individuos carecen de grado universitario y aun de un diploma de bachillerato. Incluso los que tienen un grado académico tienen que trabajar “por debajo de la mesa” porque carecen de historial laboral. Pero Obama ha dejado claro que hasta lo poco que se les concede a los Soñadores está descartado para los demás, afirmando que sus adversarios republicanos en el Congreso lo tienen “atado de manos”.
El movimiento obrero debe enarbolar los derechos de los inmigrantes
El énfasis central de las actuales propuestas legislativas es crear una vasta reserva de inmigrantes completamente vulnerables que paguen grandes sumas de dinero por el privilegio de un empleo miserable sin ninguna protección laboral, sin la seguridad de un estatus migratorio, sin derechos democráticos y sin acceso a ningún tipo de seguridad social. Aunque gran parte de la clase dominante quiere conservar la reserva de mano de obra inmigrante barata y vulnerable, para reducir más los niveles salariales de los trabajadores en su conjunto, el ala más nativista de la burguesía despotrica que la “cultura estadounidense” —es decir, la cultura protestante anglosajona— está siendo superada por los que vienen del sur de la frontera. En primer lugar se refieren a México, al que en el siglo XIX Estados Unidos le robó más de la mitad de su territorio, incluyendo Texas. Estos prejuicios tan crudos le permiten a Obama y a los demócratas presentarse como amigos de los inmigrantes.
Con el ojo puesto en aumentar el filo competitivo de las empresas estadounidenses en el mercado mundial, la clase dominante generalmente concuerda en la necesidad de expandir vastamente el número de visas que se concede a las profesiones técnicas. Silicon Valley y las firmas de ingeniería en particular piden a gritos personal capacitado que no pueden reclutar en el país debido en gran medida al lamentable estado de la educación científica y matemática estadounidense. Mientras tanto, los conglomerados de agribusiness se han levantado en armas debido a que el gobierno no expandió los programas de “trabajadores huéspedes”, lo que ha cortado una fuente de mano de obra horriblemente explotada y dejado que la fruta literalmente se pudra en las ramas. Como lo señaló recientemente el New York Times en el artículo “A los granjeros de California les falta mano de obra, y paciencia” (29 de marzo), muchos de estos republicanos de hueso colorado están pensando en dejar de apoyar financieramente al partido debido a su insistencia en expulsar a la mano de obra agrícola inmigrante e impedir que otros inmigrantes más jóvenes la remplacen.
Un informe que presentaron la Sociedad por una Nueva Economía Americana y la Coalición Agraria por una Reforma Migratoria se queja de que la escasez de mano de obra les impide a los granjeros estadounidenses aumentar la producción, disminuyendo así su capacidad de competir en el mercado mundial. El informe le atribuye a la falta de mano de obra una pérdida anual de mil 400 millones de dólares en ingresos agropecuarios. Los voceros liberales justifican ritualmente su apoyo a la ley que permite esclavizar a los trabajadores rurales inmigrantes alegando que son labores que nadie nacido en Estados Unidos querría realizar. La verdad es que se trata de mano de obra calificada que, pese a no recibir casi nada, es difícil de remplazar.
Aunque algunos sindicatos, particularmente en el sector de servicios, tienen un gran componente inmigrante, la burocracia sindical procapitalista en general ve a los obreros nacidos en el extranjero como una amenaza a los empleos sindicalizados que quedan. La primavera pasada, los líderes sindicales y la Cámara de Comercio ayudaron a pavimentar el camino de la ley del senado al redactar un programa que ata el número de visas a las necesidades de empleo, hasta un máximo de 200 mil por año. El fuertemente inmigrante Sindicato Internacional de Empleados de Servicios, soporte principal de la federación sindical Change to Win [Cambiar para Ganar], también llama a regular las visas de trabajo de acuerdo a “las necesidades de nuestra economía”. El líder de la AFL-CIO, Richard Trumka, también ha acogido el programa E-Verify, una base de datos de todos los que tienen permiso legal para trabajar en Estados Unidos que ha facilitado el despido masivo de inmigrantes, incluyendo a los obreros que participan en campañas de sindicalización.
Desde las empacadoras de carne y los almacenes hasta las construcciones y las granjas de frutas y vegetales, organizar a los trabajadores nacidos en el extranjero será una paso crucial para revivir a los sindicatos tras décadas de guerra unilateral de los capitalistas contra el movimiento obrero. Como escribimos hace 40 años en “Immigration and the Class Struggle” (Inmigración y lucha de clases, WV No. 41, 29 de marzo de 1974):
“Está en el interés de la clase obrera apoyar la lucha de los trabajadores indocumentados por sus derechos, pues de otro modo éstos seguirán siendo usados como un arma contra el resto de la clase obrera. Quienes viven en situaciones desesperadas e ilegales son más difíciles de sindicalizar y deben aceptar salarios inferiores. Por desgracia, el movimiento obrero no siempre ve sus intereses con tanta claridad. Hoy lo dirigen burócratas que no sólo aceptan las ‘reglas del juego’ del capitalismo, que automáticamente toman como algo natural el desempleo y las altas ganancias, sino que las refuerzan activamente...
“De hecho, mientas el movimiento obrero acepte el desempleo, seguirá dividido contra sí mismo. En lugar de luchar por más empleos, luchará contra aquéllos que considere amenazas contra los empleos que tiene. Y los patrones usarán esta lucha muy hábilmente en contra de la clase obrera, rompiendo huelgas y bajando los salarios. La solución de los problemas, tanto de los obreros nacidos en Estados Unidos como de los inmigrantes, consiste en derrocar el sistema que crea desempleo y perpetúa la pobreza”.
Al igual que con la lucha contra la opresión de los negros, que está enraizada en el capitalismo estadounidense, la clase obrera debe combatir activamente los esfuerzos de los patrones por enfrentar a los nativos con los nacidos en el extranjero, una táctica de divide y vencerás que vienen usando desde antes de la Guerra Civil. El movimiento obrero debe combatir todos los casos de discriminación, salarial o de otro tipo, contra los inmigrantes, oponerse a las deportaciones y emprender acciones concertadas para sindicalizar con plenos derechos a los obreros inmigrantes. Estas luchas harían mucho por promover el entendimiento de que el proletariado multirracial y multiétnico tiene intereses de clase propios —contrapuestos a aquéllos de los racistas y chovinistas gobernantes capitalistas—, que deben expresarse políticamente a través de su propio partido de clase, un partido obrero revolucionario que luche por el poder obrero.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/41/deportation.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.05.04 12:35 fhfuentes Sugiriendo algunas ideas de conjunto

Aunque "esto ya lo puse en Plaza Podemos hace 8 meses, no me resisto a repetirlo porque creo que estamos entrando "demasiado" en el "rifirrafe" politiquero y nos estamos olvidando de lo que "podría ser" la "personalidad distintiva" de PODEMOS: SUGIRIENDO ALGUNAS IDEAS DE COMJUNTO Al abrirse en PODEMOS el anunciado proceso de debate para la asamblea de otoño, quisiera sugerir, de la manera más sintética de que sea capaz, unas cuantas ideas y opiniones básicas, en el bien entendido de que lo son a título personal, sin pretensiones de llevar razón (que NUNCA “se tiene” sino que en todo caso “te la dan” en mayor o menor medida), y con el único objetivo de colaborar con la máxima modestia en el diseño del ilusionante camino a recorrer. Todos estos aspectos ya han sido tratados en PODEMOS pero nunca está de más darles algunas vueltas formando un “todo”. 1. ¿Dónde estamos? En mi opinión, somos la consecuencia o efecto directo de la enorme desnaturalización de los partidos tradicionales y del acierto en un discurso fresco de denuncia de las evidentes contradicciones del sistema. Pasado este exitoso comienzo, mi personal análisis sería: 1.1. Tenemos un voto en gran medida “prestado” (puede que en un alto porcentaje corresponda a exvotantes del PSOE, yo por ejemplo) 1.2. Tenemos a favor la absoluta incapacidad de los partidos tradicionales para corregir sus enormes torpezas, cuando no indecencias, en la escala de valores que practican como algo genético. 1.3. Tenemos en contra que no se puede prolongar una trayectoria basada sólo en un discurso. 1.4. En esta coyuntura, y dependiendo de su actuación en un inmediato futuro, PODEMOS puede duplicar, triplicar, o más su porcentaje de votos, pero también puede reducirlo drásticamente. 2. Empezar por los cimientos Si PODEMOS va a construir, parece razonable que comience por los cimientos y, definidos éstos, no construya nunca por fuera de ellos. Mi personal propuesta sería: 2.1. El ÚNICO objetivo de PODEMOS es instaurar la DEMOCRACIA REAL YA. 2.2. Si esto es así, PODEMOS nunca debe ser un FIN en sí mismo sino un medio para alcanzar el único objetivo. (En mi opinión éste es el mayor error en el que han caído los partidos tradicionales) 2.3. Para mí, la DEMOCRACIA REAL debería asentarse sobre tres pilares básicos: 2.3.1. La DECENCIA, en el más amplio sentido de la palabra. Incluyendo por supuesto la honradez pero también la dignidad en los actos y en las palabras. 2.3.2. La TRANSPARENCIA, tanto económica como de funcionamiento interno. El que ocupe una posición pública TIENE que ser como la mujer del César. 2.3.3. El RESPETO, especialmente a los adversarios políticos, por el que merecen ellos en sí mismo y, sobre todo, por el indiscutible de los ciudadanos que los eligen. Estoy convencido de que nada detestan más los ciudadanos que el “navajeo” de los políticos. Con el respeto a las personas, las ideas se deben combatir siempre con argumentos y las propuestas concretas con alternativas claras. Lo único que debe quedar fuera de ese respeto es el delito; éste se denuncia en el juzgado, se publica que se ha denunciado y ya lo airearán los medios de comunicación…. 2.3.4. En resumen, sería bueno asumir internamente que “hay que ser decentes, transparentes y respetuosos antes que demócratas” 2.4. Es FUNDAMENTAL que la exigencia de estas cualidades sea máxima y empiece por NOSOTROS MISMOS. 3. Sugerencia de algunas medidas para la credibilidad de la estructura de PODEMOS El gran problema de la pésima democracia que padecemos es la absoluta falta de credibilidad de la clase o “casta” política. Establecidas las bases anteriores, o las que se decidan en el proceso en marcha, es vital que la esperanza que los ciudadanos han puesto en PODEMOS, se convierta en confianza y credibilidad progresivas y definitivas. No ocurrirá esto si no se persigue con acciones y posturas concretas. Paso a sugerir algunas: 3.1. Dejar muy claro que PODEMOS, si se diese el caso, “barre” su propia casa antes de tratar de que “otros” barran la suya. Todo cargo o representante público debe asumir que no ostenta un derecho sino una obligación y que la mera puesta en cuestión de su ejercicio es razón más que suficiente para su relevo, no como condena anticipada sino como simple medida preventiva aunque sólo sea por aquello de “no sólo serlo sino parecerlo”. Una cosa es la presunción de inocencia y desear que ésta acabe demostrándose para los nuestros y otra cosa es proteger y mantener a la persona en entredicho. Si PODEMOS demuestra que es capaz de barrer su casa ganará un alto grado de credibilidad. (Los “otros”, que hagan lo que quieran, allá ellos) 3.2. Dejar muy claro que, para PODEMOS, la política NO ES UNA PROFESIÓN sino una vocación noble y transitoria. Aparte de establecer límites temporales, PODEMOS debe asegurar que NADIE puede venir a su grupo político a “ganar dinero”. Hoy tenemos ya en vigor los 1.900 € como retribución “efectiva” máxima. Para no desperdiciar a personas válidas a las que esta retribución les haría “perder dinero”, ¿no sería más lógico, y perfectamente explicable a todos, dentro y fuera, que la retribución “efectiva” fuese la media de lo percibido como “renta del trabajo” según las tres últimas declaraciones del IRPF, simultáneamente hechas públicas, y con un máximo que fuese la retribución “nominal” del cargo al que se accediese? (En ningún caso me afecta esto personalmente dado que, a mis 74 años, estoy “fuera de juego”) 3.3. Adquirir el compromiso formal ante los ciudadanos de introducir muy serios cambios en las leyes que regulan la contratación, la concesión y la calificación públicas, imposibilitando la capacidad de los cargos públicos o de sus orgánicamente subordinados de “poner el dedo”, (aseguro que es más fácil de lo que parece). La honradez, como la carne, es débil y alguien dijo que no hay que dilapidarla dando demasiadas oportunidades de ejercerla. Quien puede “poner el dedo”, puede sufrir después la tentación de “poner la mano” y será inevitable que un indeterminado porcentaje caiga en ella. A “poner el dedo” en listas internas ya parece que PODEMOS ha renunciado clamorosa y acertadamente…. 3.4. Adquirir públicamente el compromiso de renunciar a “los asesores” en el desembarco en los cargos y representaciones públicas. Aparte del “pesebrismo” que arrastran consigo y del dispendio que acarrean, constituyen un evidente menoscabo y un desprecio hacia los funcionarios o empleados públicos de plantilla y en muchas ocasiones llegan a convertirse en auténticos “comisarios políticos”. 3.5. Adquirir el compromiso público de decir SIEMPRE la verdad, renunciando a “lo políticamente correcto” o a “lo conveniente para el partido” que no son más que dos triste formas de mentir. (Basta con citar a los Gonzalez Pons, Floriano, Hernando (PP), Valenciano, Cospedal, etc, todos ellos orgullosos de lo bien que, falazmente, dicen “lo que les conviene”. 3.6. Reforzando el sistema ya adoptado de promover la participación popular en los Circulas, Plazas, y Asambleas, todos aquellos que se postulen para ser elegidos deberían presentar por escrito un programa sintético (nunca más de dos o tres folios) en el que especifiquen cuál y cómo va ser su desempeño, con compromisos personales concretos e hitos temporales de cumplimiento. Además, para que no prospere la idea de que, una vez elegido, ya se tienen cuatro o más años sin rendición de cuentas, cada cuatro meses (p.ej.) se someterán a la valoración en el mismo ámbito en el que fueron votados, previa presentación de un informe, también sintético y de no más de dos o tres folios, en el que den cuenta de los rasgos principales de su actuación y del grado de cumplimiento de los objetivos comprometidos al ser elegidos, utilizando para todo ello la buena arquitectura de comunicación informática de la que ya se ha dotado PODEMOS. 3.7. Diseñar una actividad de atracción de “la inteligencia” a PODEMOS, y hacer efectiva su colaboración directa como “voluntariado”. 3.8. No se puede perpetuar una política sólo de gestos, pero tampoco olvidar que los gestos, cuando se apoyan en valores nobles, son muy importantes para la credibilidad de una política. Me refiero tanto a comportamientos personales como a reglas de comportamiento corporativo. 4. Algunas ideas sobre las propuestas políticas Con ideas y medidas como las hasta aquí expuestas u otras más o menos similares, debe conseguirse un progresivo y rápido crecimiento de una credibilidad popular que, hoy por hoy, es sólo una esperanza. Para que esa credibilidad de decencia, transparencia, y respeto se convierta en verdadero proyecto político habrá que poner especial cuidado en la formulación de nuestras concretas propuestas en ese terreno. 4.1. Habría que eludir desde este primer momento, carente de poder real, lo que podíamos llamar el “fraude de hemeroteca”, así como no ignorar que, además de los “poderes fácticos” con los que hay que acabar, tenemos una fuerte dependencia de la Unión Europea por lo que una cosa es comprometerse a defender unas posiciones y otra comprometerse a conseguirlas. 4.2. La derecha aceptó lo de “Economía Social de Mercado” en la seguridad de que, como así ha sido, sería fácil para ella ignorar el molesto adjetivo “social” que algo habría querido significar (mercado contrapesado por el interés social). Aún más, supongamos que, no sin esfuerzo ideológico, admitiésemos al mercado como un eficiente asignador de recursos. Tendría que aplicarse sólo a aquellos sectores de la economía en los que técnicamente existe mercado (infinidad de ofertantes e infinidad de demandantes) pero nunca a sectores como el energético, el financiero, grandes superficies, y tantos otros que constituyen auténticas oligarquías de oferta o de demanda y que, de hecho y hoy por hoy, imponen sus desmedidos intereses a los propios Gobiernos. En este aspecto ya se está posicionando PODEMOS de manera clara y solo falta diseñar acciones muy concretas (sin olvidarse de Europa). 4.3. En el terreno laboral sería imprescindible cambiar el sentido del enunciado del problema. Han dado por sentado y casi hemos aceptado que “para que a los trabajadores les vaya bien les tiene que ir muy bien a las empresas y tanto más cuanto mayores sean”. Hay que forzar a que se acepte que “para que a las empresas les vaya bien les tiene que ir muy bien a los trabajadores, porque así crecerá la demanda y, con ella, la economía” (así lo entendió en el primer tercio del siglo pasado alguien tan poco sospechoso de izquierdista radical como Henry Ford). 4.4. Una idea a explorar y desarrollar en su caso sería la de establecer por ley la obligación de negociar en los Convenios colectivos “la productividad del trabajo”, de forma que, en cierta manera corran suertes paralelas la empresa y sus trabajadores. Un ejemplo sencillo de partida sería que los salarios crecieran obligatoriamente en el IPC del año anterior y, sobre esa base,, subiesen o bajasen en la medida en que lo haga la productividad medida como el ratio Beneficio antes de impuestos / coste salarial soportado por la empresa. Me ha sorprendido siempre la negociación salarial sin la menor referencia a la productividad y a su equitativo reparto entre capital y trabajo. 4.5. Sin tener un átomo de monárquico me parece un grave error de estrategia incidir ahora en el debate Monarquía vs República. Ni es preocupación actual de los ciudadanos, ni confío en que la República fuese políticamente más imparcial, y ese debate, mucho más mediático que cualquier otro, no haría más que aumentaría la opacidad de otros problemas mucho más acuciantes. Había prometido ser sintético y al menos no he sobrepasado los tres folios a los que me he referido con anterioridad. Repito, no pretendo más que aportar algunas ideas al debate, sin la menor pretensión ni de acierto ni de originalidad. De todas maneras, pido perdón por el “latazo” a los que hayan tenido la paciencia de leer todo el alegato… Y mis mejores deseos para el futuro de PODEMOS porque es la única esperanza que nos queda.
submitted by fhfuentes to podemos [link] [comments]


2014.09.04 10:51 fhfuentes Sugiriendo algunas ideas de conjunto

Sugiriendo algunas ideas de conjunto Al abrirse en PODEMOS el anunciado proceso de debate para la asamblea de otoño, quisiera sugerir, de la manera más sintética de que sea capaz, unas cuantas ideas y opiniones básicas, en el bien entendido de que lo son a título personal, sin pretensiones de llevar razón (que NUNCA “se tiene” sino que en todo caso “te la dan” en mayor o menor medida), y con el único objetivo de colaborar con la máxima modestia en el diseño del ilusionante camino a recorrer. Todos estos aspectos ya han sido tratados en PODEMOS pero nunca está de más darles algunas vueltas formando un “todo”.
  1. ¿Dónde estamos? En mi opinión, somos la consecuencia o efecto directo de la enorme desnaturalización de los partidos tradicionales y del acierto en un discurso fresco de denuncia de las evidentes contradicciones del sistema. Pasado este exitoso comienzo, mi personal análisis sería: 1.1. Tenemos un voto en gran medida “prestado” (puede que en un alto porcentaje corresponda a exvotantes del PSOE, yo por ejemplo) 1.2. Tenemos a favor la absoluta incapacidad de los partidos tradicionales para corregir sus enormes torpezas, cuando no indecencias, en la escala de valores que practican como algo genético. 1.3. Tenemos en contra que no se puede prolongar una trayectoria basada sólo en un discurso. 1.4. En esta coyuntura, y dependiendo de su actuación en un inmediato futuro, PODEMOS puede duplicar, triplicar, o más su porcentaje de votos, pero también puede reducirlo drásticamente.
  2. Empezar por los cimientos Si PODEMOS va a construir, parece razonable que comience por los cimientos y, definidos éstos, no construya nunca por fuera de ellos. Mi personal propuesta sería: 2.1. El ÚNICO objetivo de PODEMOS es instaurar la DEMOCRACIA REAL YA. 2.2. Si esto es así, PODEMOS nunca debe ser un FIN en sí mismo sino un medio para alcanzar el único objetivo. (En mi opinión éste es el mayor error en el que han caído los partidos tradicionales) 2.3. Para mí, la DEMOCRACIA REAL debería asentarse sobre tres pilares básicos: 2.3.1. La DECENCIA, en el más amplio sentido de la palabra. Incluyendo por supuesto la honradez pero también la dignidad en los actos y en las palabras. 2.3.2. La TRANSPARENCIA, tanto económica como de funcionamiento interno. El que ocupe una posición pública TIENE que ser como la mujer del César. 2.3.3. El RESPETO, especialmente a los adversarios políticos, por el que merecen ellos en sí mismo y, sobre todo, por el indiscutible de los ciudadanos que los eligen. Estoy convencido de que nada detestan más los ciudadanos que el “navajeo” de los políticos. Con el respeto a las personas, las ideas se deben combatir siempre con argumentos y las propuestas concretas con alternativas claras. Lo único que debe quedar fuera de ese respeto es el delito; éste se denuncia en el juzgado, se publica que se ha denunciado y ya lo airearán los medios de comunicación…. 2.3.4. En resumen, sería bueno asumir internamente que “hay que ser decentes, transparentes y respetuosos antes que demócratas” 2.4. Es FUNDAMENTAL que la exigencia de estas cualidades sea máxima y empiece por NOSOTROS MISMOS.
  3. Sugerencia de algunas medidas para la credibilidad de la estructura de PODEMOS El gran problema de la pésima democracia que padecemos es la absoluta falta de credibilidad de la clase o “casta” política. Establecidas las bases anteriores, o las que se decidan en el proceso en marcha, es vital que la esperanza que los ciudadanos han puesto en PODEMOS, se convierta en confianza y credibilidad progresivas y definitivas. No ocurrirá esto si no se persigue con acciones y posturas concretas. Paso a sugerir algunas: 3.1. Dejar muy claro que PODEMOS, si se diese el caso, “barre” su propia casa antes de tratar de que “otros” barran la suya. Todo cargo o representante público debe asumir que no ostenta un derecho sino una obligación y que la mera puesta en cuestión de su ejercicio es razón más que suficiente para su relevo, no como condena anticipada sino como simple medida preventiva aunque sólo sea por aquello de “no sólo serlo sino parecerlo”. Una cosa es la presunción de inocencia y desear que ésta acabe demostrándose para los nuestros y otra cosa es proteger y mantener a la persona en entredicho. Si PODEMOS demuestra que es capaz de barrer su casa ganará un alto grado de credibilidad. (Los “otros”, que hagan lo que quieran, allá ellos) 3.2. Dejar muy claro que, para PODEMOS, la política NO ES UNA PROFESIÓN sino una vocación noble y transitoria. Aparte de establecer límites temporales, PODEMOS debe asegurar que NADIE puede venir a su grupo político a “ganar dinero”. Hoy tenemos ya en vigor los 1.900 € como retribución “efectiva” máxima. Para no desperdiciar a personas válidas a las que esta retribución les haría “perder dinero”, ¿no sería más lógico, y perfectamente explicable a todos, dentro y fuera, que la retribución “efectiva” fuese la media de lo percibido como “renta del trabajo” según las tres últimas declaraciones del IRPF, simultáneamente hechas públicas, y con un máximo que fuese la retribución “nominal” del cargo al que se accediese? (En ningún caso me afecta esto personalmente dado que, a mis 74 años, estoy “fuera de juego”) 3.3. Adquirir el compromiso formal ante los ciudadanos de introducir muy serios cambios en las leyes que regulan la contratación, la concesión y la calificación públicas, imposibilitando la capacidad de los cargos públicos o de sus orgánicamente subordinados de “poner el dedo”, (aseguro que es más fácil de lo que parece). La honradez, como la carne, es débil y alguien dijo que no hay que dilapidarla dando demasiadas oportunidades de ejercerla. Quien puede “poner el dedo”, puede sufrir después la tentación de “poner la mano” y será inevitable que un indeterminado porcentaje caiga en ella. A “poner el dedo” en listas internas ya parece que PODEMOS ha renunciado clamorosa y acertadamente…. 3.4. Adquirir públicamente el compromiso de renunciar a “los asesores” en el desembarco en los cargos y representaciones públicas. Aparte del “pesebrismo” que arrastran consigo y del dispendio que acarrean, constituyen un evidente menoscabo y un desprecio hacia los funcionarios o empleados públicos de plantilla y en muchas ocasiones llegan a convertirse en auténticos “comisarios políticos”. 3.5. Adquirir el compromiso público de decir SIEMPRE la verdad, renunciando a “lo políticamente correcto” o a “lo conveniente para el partido” que no son más que dos triste formas de mentir. (Basta con citar a los Gonzalez Pons, Floriano, Hernando (PP), Valenciano, Cospedal, etc, todos ellos orgullosos de lo bien que, falazmente, dicen “lo que les conviene”. 3.6. Reforzando el sistema ya adoptado de promover la participación popular en los Circulas, Plazas, y Asambleas, todos aquellos que se postulen para ser elegidos deberían presentar por escrito un programa sintético (nunca más de dos o tres folios) en el que especifiquen cuál y cómo va ser su desempeño, con compromisos personales concretos e hitos temporales de cumplimiento. Además, para que no prospere la idea de que, una vez elegido, ya se tienen cuatro o más años sin rendición de cuentas, cada cuatro meses (p.ej.) se someterán a la valoración en el mismo ámbito en el que fueron votados, previa presentación de un informe, también sintético y de no más de dos o tres folios, en el que den cuenta de los rasgos principales de su actuación y del grado de cumplimiento de los objetivos comprometidos al ser elegidos, utilizando para todo ello la buena arquitectura de comunicación informática de la que ya se ha dotado PODEMOS. 3.7. No se puede perpetuar una política sólo de gestos, pero tampoco olvidar que los gestos, cuando se apoyan en valores nobles, son muy importantes para la credibilidad de una política. Me refiero tanto a comportamientos personales como a reglas de comportamiento corporativo.
  4. Algunas ideas sobre las propuestas políticas Con ideas y medidas como las hasta aquí expuestas u otras más o menos similares, debe conseguirse un progresivo y rápido crecimiento de una credibilidad popular que, hoy por hoy, es sólo una esperanza. Para que esa credibilidad de decencia, transparencia, y respeto se convierta en verdadero proyecto político habrá que poner especial cuidado en la formulación de nuestras concretas propuestas en ese terreno. 4.1. Habría que eludir desde este primer momento, carente de poder real, lo que podíamos llamar el “fraude de hemeroteca”, así como no ignorar que, además de los “poderes fácticos” con los que hay que acabar, tenemos una fuerte dependencia de la Unión Europea por lo que una cosa es comprometerse a defender unas posiciones y otra comprometerse a conseguirlas. 4.2. La derecha aceptó lo de “Economía Social de Mercado” en la seguridad de que, como así ha sido, sería fácil para ella ignorar el molesto adjetivo “social” que algo habría querido significar (mercado contrapesado por el interés social). Aún más, supongamos que, no sin esfuerzo ideológico, admitiésemos al mercado como un eficiente asignador de recursos. Tendría que aplicarse sólo a aquellos sectores de la economía en los que técnicamente existe mercado (infinidad de ofertantes e infinidad de demandantes) pero nunca a sectores como el energético, el financiero, grandes superficies, y tantos otros que constituyen auténticas oligarquías de oferta o de demanda y que, de hecho y hoy por hoy, imponen sus desmedidos intereses a los propios Gobiernos. En este aspecto ya se está posicionando PODEMOS de manera clara y solo falta diseñar acciones muy concretas (sin olvidarse de Europa). 4.3. En el terreno laboral sería imprescindible cambiar el sentido del enunciado del problema. Han dado por sentado y casi hemos aceptado que “para que a los trabajadores les vaya bien les tiene que ir muy bien a las empresas y tanto más cuanto mayores sean”. Hay que forzar a que se acepte que “para que a las empresas les vaya bien les tiene que ir muy bien a los trabajadores, porque así crecerá la demanda y, con ella, la economía” (así lo entendió en el primer tercio del siglo pasado alguien tan poco sospechoso de izquierdista radical como Henry Ford). 4.4. Una idea a explorar y desarrollar en su caso sería la de establecer por ley la obligación de negociar en los Convenios colectivos “la productividad del trabajo”, de forma que, en cierta manera corran suertes paralelas la empresa y sus trabajadores. Un ejemplo sencillo de partida sería que los salarios crecieran obligatoriamente en el IPC del año anterior y, sobre esa base,, subiesen o bajasen en la medida en que lo haga la productividad medida como el ratio Beneficio antes de impuestos / coste salarial soportado por la empresa. Me ha sorprendido siempre la negociación salarial sin la menor referencia a la productividad y a su equitativo reparto entre capital y trabajo. 4.5. Sin tener un átomo de monárquico me parece un grave error de estrategia incidir ahora en el debate Monarquía vs República. Ni es preocupación actual de los ciudadanos, ni confío en que la República fuese políticamente más imparcial ese debate aumentaría la opacidad de otros problemas mucho más acuciantes.
Había prometido ser sintético y al menos no he sobrepasado los tres folios a los que me he referido con anterioridad. Repito, no pretendo más que aportar algunas ideas al debate, sin la menor pretensión ni de acierto ni de originalidad. De todas maneras, pido perdón por el “latazo” a los que hayan tenido la paciencia de leer todo el alegato… Y mis mejores deseos para el futuro de PODEMOS porque es la única esperanza que nos queda.
submitted by fhfuentes to podemos [link] [comments]